La Capilla de los Españoles en Santa Maria Novella

La Capilla de los Españoles tiene su origen como espacio dedicado a la Sala Capitular del Convento de Santa Maria Novella realizada por Fray Jacopo Talenti en el 1345 aprox. Fue terminada por Buonamico de Guidalotti el cual, está enterrado en el interior debajo de la lapida que vemos delante del altar. Hoy en día este espacio pertenece al Museo de Santa Maria Novella y es famoso por el ciclo de frescos que decoran las paredes con escenas referidas a la orden de los dominicos realizados por Andrea de Bonaiuto en el 1365.

Eleonora_di_Toledo_1543_BronzinoLa Capilla asume el nombre actual en el siglo XVI cuando se transforma en lugar de culto de los españoles que llegaron a Florencia con Leonor de Toledo, esposa de Cosimo I de Medici.

Eleonora nació en Alba de Tormes, cerca de Salamanca. Hija de Don Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga pertenecía a una familia rica de la alta burguesía. Con tan solo diez y seis años se traslado con su familia a Nápoles siguiendo al padre que era un enviado de Carlos V para gobernar el territorio.

El matrimonio entre Leonor y Cosimo I supuso una gran alianza para el Duque Medici que con la unión reforzaba su posición política a nivel interno y externo sin enemistarse con Carlos V, interesado en mantener sus tropas en territorio de los Medici. A pesar de todo, fue un matrimonio de amor con fuertes lazos de afecto y respeto. Ella era una mujer de gran belleza y elegancia, trasmitiendo un aspecto de realeza que se percibe hoy a través de los retratos que se conservan.

Al principio no fue muy querida por los florentinos por considerarla distante y orgullosa. En realidad era más reservada que altiva y solo con el tiempo fue aceptada. Prefería siempre la compañía de sus compatriotas y se rodeo de numerosas damas de corte, pajes y sirvientes para los cuales la iglesia dedico un lugar de culto reservado hoy conocido como Capilla de los Españoles.

La Capilla de los Españoles pertenece al complejo de Santa María Novella y se visita con una entrada única con la cual se accede además de a la iglesia, a los claustros y al museo.


«